Con una e-bike no se hace menos ejercicio

1006
0
Comparte:

La percepción general sobre quienes montamos en e-bikes está cambiando. ¿Quién no ha oído que nuestras bicis son para vagos, que no hacemos ejercicio o que lo de salir al monte con la bici eléctrica es «hacer trampas»? Cualquiera que le dé duro al e-mtb sabe que todo eso no es cierto.

¿Cómo se mide, por ejemplo, si nos estamos moviendo, quemando calorías? Pues hay estudios que lo documentan, claro. Lo primero que hay que explicar es que quienes utilizan bicicletas de pedaleo asistido (Pedelec) lo hacen más.

Es decir, utilizan su e-bike con más frecuencia que la bici convencional y que otro tipo de transportes (muchas personas usan sus bicis eléctricas casi a diario para moverse por la ciudad).

Hacen así muchos más kilómetros. Y, como explican los compañeros de Ciclosfera, hay conclusiones reales: quienes tienen bicicleta eléctrica aumentan de dos a casi diez kilómetros su media diaria (es decir, entre el 17 y el 49% más), por encima de cualquier otro medio de transporte.

Foto: Activans.

Además, hacen cuatro veces el número de kilómetros que en bicicleta sin motor.

Y citan el estudio ¿Las personas que compran bicicletas eléctricas montan más en bicicleta?

Más datos: En un estudio a gran escala que analizó los datos de la Encuesta de Movilidad Holandesa ( Kroesen, 2017 ) mostró que los usuarios de bicicletas eléctricas pedalearon 3,0 km al día, en comparación con los 2,6 km al día de los ciclistas convencionales.

Las e-bikes nos motivan más, nos animan a salir en bici.

(Sun et al., 2020), plantea la objeción de que un mayor uso de la e-bike en quienes tienen una podrían deberse a un efecto de «novedad», que uno siente curiosidad por la bicicleta cuando es nueva y luego pierde el interés.

El abandono de la actividad física y los programas de ejercicio es un fenómeno bien conocido (Dishman, 1991).

En un ensayo controlado en el que los participantes usaron una bicicleta convencional durante tres meses y luego una bicicleta eléctrica, los resultados indicaron que los usuarios estaban más inclinados a perder la motivación para salir en bicicleta en el período de la bicicleta convencional que en el de la bicicleta eléctrica (Bjørnarå et al., 2019).

Bueno y si cogemos más la bici eléctrica y hacemos más kilómetros, ¿quemamos más calorías que con las bicis musculares? En condiciones normales, un ciclista quema unas 500 calorías por hora de media usando una bicicleta convencional. Con una e-bike la cifra está sobre 280 calorías.

También depende del modo de asistencia que elijas. Como es lógico, si quieres que el motor apenas te ayude y vas por caminos rotos y con fuerte pendiente a ritmo alto, es decir, si te das caña vas a quemar más calorías, en torno a 400.

Foto: Canyon.

Así que claro que hacemos ejercicio, no somos vagos, no hay trampa ni cartón, ahí están los datos. Cogemos más las eléctricas y la abandonamos menos que si tuviéramos bici muscular (que no son incompatibles).

Y hacemos más kilómetros… aunque el ejercicio que hacemos es, por lo general, menos intenso y por ello quemamos menos calorías. Todas estas peculiaridades de las e-bikes han atraído a un sin fin de personas que, de no existir la asistencia al pedaleo, ya nunca hubieran cogido la bici.

Comparte:

Haz un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies