Venta ilegal de bicis robadas

Comparte:

Hace unos días se produjo un nuevo robo en una tienda de bicicletas. Los ladrones entraron mediante el método del butrón, un agujero de gran tamaño en la pared. Y arramplaron con todo lo que vieron. Así lo cuenta Paco, el dueño de Ebike Guadarrama, qjue es como se llama el establecimiento de la sierra madrileña del mismo nombre:

El alto precio de las e-bikes (y en general de las bicis de gama media y alta) parece que despierta los bajos instintos de los amigos de lo ajeno. A principios de año, por poner otro ejemplo, entraron a robar en la tienda LTM Racing, ubicada en San Sebastián de los Reyes, Madrid.

Sus dueños compartieron información del material robado: «para que, con tu ayuda y entre todos, podamos poner freno a la venta ilegal de material robado». El método también fue el butrón y los ladrones se llevaron material valorado en unos 700.000 euros.

Ya entonces los responsables de dicha tienda hacían esta advertencia: «Esta vez nos ha tocado a nosotros, pero por desgracia le ha pasado y le puede pasar a más tiendas, así que os pedimos que contribuyáis al freno de la compra ilegal de material robado«.

No ha sido el único intento de robo en ese establecimiento. Y el de Ebike Guadarrama seguramente, por desgracia, tampoco será el último. Una cosa hay que tener clara, que como sociedad seamos conscientes y no contribuyamos a la enorme lacra para el sector que supone la compra de material robado.

En la foto de arriba el butrón en LTM Racing y aquí cómo se encontraron la tienda los empleados.

No sólo perjudica a los que venden si no que el cliente pierde derechos, garantías y seguridad y puede ser acusado de un delito.

En efecto, el delito se llama receptación y se produce cuando una persona ayuda a los responsables de un delito contra la propiedad o contra el orden socioeconómico en el que no ha participado, pero que conoce, a aprovecharse de sus efectos con ánimo de lucro.

La conducta puede consistir en recibir, adquirir o esconder los efectos. Un ejemplo de manual es el robo de bicis: una persona se dedica a vender mercancía robada previamente por otras personas, siempre y cuando el vendedor fuera conocedor del origen ilícito de las mercancías que está vendiendo.

En este caso, el autor del delito de receptación estaría ayudando a los autores del primer hecho delictivo, el robo, a dar salida al material robado.

Comprar material robado pensando en ahorrarse dinero puede salir caro. La pena de prisión mínima es de seis meses a dos años. Así que si os roban la bici buscad en plataformas de venta on line de artículos de segunda mano. Y sed sensibles con las posibles compras de «chollos», bicis increíbles a precios de risa.

Comparte:

Haz un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies