E-bikes Bewatt: Qué precio tiene la felicidad

Comparte:

¿Qué precio tiene la felicidad? Eso es lo que se preguntaba en voz alta uno de los participantes del Open Day Bewatt el pasado sábado nada más terminar la ruta con una de las e-bikes de la casa. Y es que el evento no defraudó a nadie. La gente, tras probar las bicis, salía con una sonrisa de oreja a oreja.

Las e-bikes Bewatt son algo diferente y en un mercado tan competitivo como el actual de las bicicletas eléctricas ya es un punto a su favor. Os lo contamos en este reportaje: BEWATT MOUNTAIN WOLF: CICLOPAISAJISMO EXTREMO.

Reportaje gráfico de Jaime Olivares.

Son e-bikes diseñadas y fabricadas en España, en concreto en Tres Cantos, Madrid. Allí tiene su sede la empresa y las produce. Tienen motores Bafang muy potentes que pueden rendir hasta los 1.000 watios y ofrecer un par máximo de 160 Nm. Baterías de Litio-Ion de 58,8 V con capacidad de 1.400 Wh (fabricadas por la propia empresa).

Cuadro de fibra de carbono y tornillería de titanio. Y en los modelos que hemos probado, tope de gama, transmisión Shimano XT, frenos de cuatro pistones y discos de 230 mm, suspensiones Fox y Öhlins de 160 y 180 mm y ruedas de 29″ delante y 27’5 detrás.

Una soleada y fresca mañana -sí, fresca, tras la ola de calor anterior se agradeció- acompañó a la veintena de curiosos que se acercaron a la sede de Bewatt para probar las bicis.

Tras el desayuno que dió la casa, se repartieron en grupos de cinco y mientras unos rodaban por los alrededores del Soto de Viñuelas otros conocían las instalaciones de la empresa, el showroom, el taller o probaban otros productos como los patinetes o skate eléctricos o la bici de carretera.

El recorrido elegido por los especialistas de Bewatt para probar las e-bikes fue de unos 15 kilómetros y tenía un poco de todo, desde cómoda pista para hacerse con los modos de asistencia, fuertes subidas donde catar la potencia del motor Bafang y rápidas, muy rápidas bajadas.

El comentario general es que a primera vista la bici parece muy pesada pero en cuanto el motor empieza a empujar te olvidas del prejuicio. Esta e-bike se comporta con mucha nobleza, es tan manejable como cualquier otra e-bike más ligera. Tiene un gran aplomo y ofrece una sensación de seguridad y poderío que no tienen otras.

La velocidad media a la que rodamos es difícil de conseguir e insisto que con seguridad, es una e-bike muy fiable. Y muy divertida. No se me van a olvidar fácilmente algunos de los pasos en senderos estrechos (singletracks) y lo fácil que resultó trazar bien las curvas en ellos a gran velocidad, ¡en una bici cuyo peso se acerca a los 30 kilos!

Cuando todos los grupos hubieron completado el recorrido disfrutamos de un aperitivo o avituallamiento. Bien merecido, sobre todo por José Andrés, el director de Marketing que nos hizo de guía y que como tuvo que conducir a todos los probadores ese día, fácilmente se hizo más de 80 km… y aún le quedaba batería para otra jornada igual.

En fin, lo que os comentaba: ¿Qué precio tiene la felicidad? Comprobadlo vosotros mismos en nuestras próximas salidas.

Comparte:

2 comments

  1. Joaquin Torregimeno 28 junio, 2022 at 12:46 Reply

    Aqui estuvimos mi hijo y yo, probando y disfrutando este nuevo concepto. Muchas gracias por todo.!!

Haz un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies