La Mancha “extreme”: El epicentro del Endu Ride

Compartir:

España es un paraíso para el e-MTB. Numerosos parajes y espacios naturales brillan por sus dotes para disciplinas como el enduro o el trail. Existe una comarca en concreto que bueno… cualquiera que ponga el dedo en un mapa de España y lo señale le viene a la cabeza las grandes llanuras de La Mancha. Es que está en La Mancha, tierra de Quijotes, pero esa visión tal vez demasiado simple, también es equivocada por injusta.

La tierra de Sancho y el más famoso hidalgo que la literatura haya dado, también contiene espacios muy agrestes en los que si Alonso Quijano hubiera nacido hoy podría sentarse en una e-bike nunca tan personal como Rocinante pero con la que hubiera desfacido entuertos como el más procaz “e-ndurero”.

Porque nos encontramos en una zona con bastante montaña dentro del Valle de Alcudia y Sierra Madrona y cerca también de la Sierra de Puertollano en Ciudad Real. Los rocinantes de hoy los que más nos gustan llevan motor y batería y ya no caminan sobre sus cuatro patas sino sobre dos ruedas.

“Es una zona ideal para e-bikes porque tenemos subidas de bastante desnivel en muy pocos kilómetros y zonas en las que la técnica junto al pedaleo pueden hacer las trialeras más divertidas que con una bicicleta sin asistencia”, nos cuenta Carlos Ñacle, que junto a Javier Muro son los promotores de Endu Ride, una carrera de enduro que este año pretendía celebrar su segunda edición y que la Covid ha dejado en suspenso hasta la temporada que viene.

Foto: Beatriz López Eärwen.

El terreno en estos valles manchegos es extremo como sus temperaturas. Un mes puedes pasar por una trialera cerrada y ver cómo el suelo pedregoso y polvoriento, roto, te genera falta de seguridad por lo suelto del mismo y el mes siguiente te ves bajando por idéntico sitio pero sobre un canal de agua que te llega a la llanta. Estas comarcas con pueblos como Cabezarrubias del Puerto, epicentro del Endu Ride, son sin duda alguna, una tierra de contrastes a lo largo del año, así imposible aburrirse.

Carlos es de los que creció con las bicicletas rígidas de cromo y pensando que Manitou y XTR eran de las cosas que sólo ves en las revistas al inicio de la década de los 90 y nos cuenta del arraigo que existe en la zona hacia el MTB.

“Los primeros que empezaron con todo esto procedían de montar en moto de enduro por lo que, desde hace mucho, sabemos lo que es el MTB de verdad”, comenta Muro.

Valle de Alcudia y Sierra Madrona.

Hace 20 años ya se organizaban carreras de enduro en Cabezarrubias, pero de moto. En cuanto a bicis, la cosa empezó en 2017, cuando Carlos lleva a una joven promesa del enduro MTB, Jaime López Montero, a correr su primera carrera, el Endurama de Montánchez (Cáceres, Extremadura). Ese mismo año, último como juvenil, el joven manchego demostró en la primera carrera su valía metiéndose entre los veinte primeros sin ver el circuito.

Desde ese momento Ñacle y Muro, este último primo de Jaime, le han llevado a todas esas primeras carreras. Y este ha respondido consiguiendo proclamarse campeón del Big Ride y de Endurama el mismo año.

“Todas esas vivencias -cuentan ambos- provocaron que a finales de año nos juntásemos en el cuartel general del Club Deportivo Trizyclo cuatro amigos de Cabezarrubias y nos aventurásemos a montar una carrera de enduro”.

Y empezaron a tramitar el primer Endu Ride 2018, carrera de nivel nacional que, en su primera edición, se celebró durante quizás el fin de semana que más agua pudo caer en la comarca manchega en todo el año. Costó más organizar todo pero, como siempre, los habitantes de la pequeña localidad de Cabezarrubias del Puerto se volcaron para colaborar y organizarlo.

La experiencia se repitió en 2019, esta vez con más presión porque se jugaban como organización la asignación del Campeonato de España de enduro 2020. Después de un fin de semana increíble durante los días 12 y 13 de octubre y con la seguridad de haber realizado un gran trabajo, esa misma semana la Real Federación Española de Ciclismo asignaba la prueba a Cabezarrubias

“Imaginaros lo que era para una localidad de trescientos habitantes y, sin ser una zona conocida, que nos asignen el evento de nuestras vidas y poder organizar cosas que siempre has soñado encima de la bici y en 2020 se podrían hacer realidad”, indica Carlos.

Foto: Mario Montañés Sánchez

Y en esto que llegó la Covid-19 y “por más vueltas y conversaciones que tuvimos para intentar sacar adelante el evento, fue imposible. Sin duda tenemos a ‘los 300 de Cabezarrubias’ detrás de nosotros y volveremos a intentar organizar el Campeonato de España de Enduro”, sentencian.

La idea del enduro que tienen estos jóvenes ilusionados es de recuperar la autenticidad del mismo. Creen que se ha ido perdiendo la autenticidad.

“Enduro no puede ser pasar diez o veinte veces por el mismo sitio en los entrenamientos previos a una carrera, eso es DH [descenso]. Tenemos que marcar las diferencias entre las disciplinas y de esta filosofía surgió que dentro de la prueba Endu Ride 2020 habría al menos un tramo cronometrado, TC, a ciegas”.

Pero, como narra Carlos,

“hemos sido nosotros los que nos quedamos a ciegas, jeje y sin Endu Ride 2020”.

Javier no se ríe porque ya llevaba unos meses limpiando el circuito y la primavera y la naturaleza han inutilizado su trabajo. La salud pública manda y hay que conformarse con seguir soñando y planificando, además de disfrutando.

“El enduro creo que es la modalidad de bici de montaña más bonita que puede haber actualmente y que reúne muchísimas cualidades para poder competir o al menos disfrutar, como son el físico, la fuerza, potencia, concentración, rapidez y valentía. Y sobre todo innovar en trazadas nuevas dentro de la ya marcada, líneas locas y atrevidas que te van haciendo ganar esos ‘segundillos’ que luego te pondrán en el lugar que mereces”, argumenta Javier Muro.

Y mientras llega el momento de organizar el citado Campeonato, estos amigos siguen ayudando a Jaime a mejorar y muy importante, a que encuentre patrocinadores pues ahora no los tiene para poder competir. Y continúan dando a conocer su comarca.

“Puesto que nuestro terreno es muy endurero, creemos que es ideal para practicar con una e-bike. Tenemos kilómetros y kilómetros de senderos en nuestras montañas sin tener que coger ni un solo camino, de todos los tipos, no solo bajando, tenemos bonitas bajadas, sin mucha inclinación, que con las e-MTB se hacen de subida perfectamente. Y está toda la cresta de la montaña de este a oeste por un sendero, kilómetros y kilometros, que al final, es lo que es, enduro”, concluyen.

Compartir:

2 comentarios

  1. Mario Montañés Sánchez 24 junio, 2020 at 17:37 Contestar

    Hola:
    Entretenido artículo sobre mi zona de bici y la carrera que organizan con tanto éxito mis amigos Carlos y Javi, y en la que colaboré como fotógrafo, pero la cuarta fotografía, donde aparece un biker en primer plano con casco amarillo, no es de Beatriz López, sino mía, por lo que al menos les agradecería que cambiaran el pie de foto.
    Un saludo,
    Mario

  2. JL Fuentes 29 junio, 2020 at 11:42 Contestar

    Hola Mario, gracias por prestarnos tus fotos y por tu comentario. Ya está corregido.
    A ver si conocemos pronto esa magnífica zona. Un saludo!

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Follow by Email
YouTube
YouTube
Instagram