¿Que las e-bikes no son bicicletas?

2
2
Compartir:

Uno de los motivos por los que creamos este magazine fue hacer divulgación, aunque en ocasiones haya que bajar a niveles muy bajos, casi a ras de suelo, sobre lo que son las e-bikes o bicicletas eléctricas y en concreto las de montaña. Entenderéis que quiero escribir con esto cuando os cuente que de lo que voy a tratar es de que las bicis eléctricas SON BICIS. Sí, porque aún hoy hay gente que lo niega. Ya veis que el artículo va a bajar al sendero.

La conversación se produjo hace unos días en un foro destacado como es el facebook de Imba España. La cosa iba sobre la importancia de no deslimitar las e-bikes pero alguien de pronto soltó el exabrupto de que las bicis eléctricas no son bicis, son “engendros” y se quedó tan ancho repitiendo con saña su falta de respeto hacia nuestro colectivo. Al parece hay gente que se indigna porque otros disfrutemos sobre dos ruedas que se mueven a pedales; no llevan bien que un motor y una batería asistan nuestro pedaleo.

Pero son bicis le pese a quien le pese, por más litros de intolerancia que quieran verternos. En castellano quien “manda” es el diccionario de la Real Academia Española y este dice sobre la entrada bicicleta:

“Vehículo de dos ruedas, normalmente de igual tamaño, cuyos pedales transmiten el movimiento a la rueda trasera por medio de un plato, un piñón y una cadena”.

Foto: Juanjo Otazu.

Con una bici eléctrica si no pedaleas se para. Una e-bike no es una moto, no tienen acelerador. Si se quiere es otro tipo o categoría de ciclismo. Y no es sólo para -que también- personas que tienen alguna lesión o una enfermedad crónica invalidante, no. Es una e-bike, con su categoría propia en las competiciones y en la legislación.

El actual marco jurídico europeo iguala desde el punto de vista legal nuestras pedelec (del inglés pedal electric cycle) o bicicletas de pedaleo asistido -también denominadas EPAC (Electronically Power Assisted Cycles)- a las convencionales. Son bicicletas pues, NO MOTOS. Son bicis que llevan un motor que te ayuda en el pedaleo, sólo eso (que no es poco). El ciclista es ayudado mediante tracción eléctrica solamente cuando pedalea.

Como la acción de pedalear es necesaria y la ayuda está estructuralmente limitada (el motor puede tener como máximo una potencia de 250 watios y deja de actuar a los 25 km/h), tal tipo de bicicleta NO es considerado como vehículo de motor de acuerdo con la ley.

Foto: Jaime Olivares.

Como argumenta Víctor Tarodo, abogado y coordinador de Imba España:

“Es de suponer que todos los que denostan las bicicletas de pedaleo asistido no deben ni usar los frenos de disco, ni los pedales automáticos, ni la suspensión, ni las ruedas de más de una pulgada”.

Llevarán bicicletas sin marchas, con una sola velocidad y todas ellas de hierro o los pesados materiales que se usaron en los orígenes del mountain bike. Nada de carbono, ni “tijas pijas”. Portarán cubiertas estrechas sin apenas tacos y manillares de poco más de 50 centímetros de anchura de los que se reían de nuestra estabilidad.

En definitiva, no exhibirán en sus bicis de museo o de coleccionista ningún atisbo de modernidad. Para sufrir con calidad, que parece que es lo que algunos ciclistas buscan (y nos parece muy respetable), nada de lo mencionado es necesario.

Las razones por las que montamos en bici son muy variadas: para conocer nuevos caminos, paisajes y territorios; para disfrutar de la compañía de otras personas que pueden ser afines; por motivos de salud, buscar una mayor calidad de vida; para desplazarse a su trabajo o como medio de  transporte habitual; para competir, etc.

Cada vez más personas usan e-bikes, unas como bici única, por ejemplo quien esto escribe; otros para entrenar dado que se dedican a la competición; los de más allá porque en muchos espacios ya no pueden usar su moto de campo; otros porque les gusta estar a la última; aquellos porque son tan forofos de las bicis que tienen varias de diferentes disciplinas y le dan a todas y otros porque les da la gana.

Las bicis eléctricas han venido para quedarse, como sugieren diferentes líderes de opinión del sector ciclista como Zurdo, que organiza el Endurama o Javier García, creador de la Trans-Nomad. Hoy puede que sean “una moda” pero sin duda muchas personas que ahora las ven con recelo son los futuros e-bikers. No conozco ninguna persona que las pruebe y no caiga en la tentación.

Para los que piensen que por las bicicletas de pedaleo asistido se cerrarán caminos, otro de los “argumentos” del debate en el foro de Imba, decirles que no es argumento, “que sería ilegal y que los hechos lo demuestran”, como explica Tarodo. Quienes favorecen que nos cierren senderos son aquellos que circulan por espacios públicos sin respeto a nada ni a nadie, ni a la naturaleza, ni a las personas. Y por lo menos con quienes yo salgo en e-bike no son así, somos personas respetuosas.

Foto: Ludovic Franco.

Como cada gran cambio en cualquier deporte, los negacionistas sacan sus argumentos, explican los compañeros de Brújula bike en un simpático artículo:

“Nadie se atrevería a asegurar que el mountain bike y el e-mtb son la misma cosa, que el ejercicio es el mismo, que el esfuerzo es similar, que la experiencia de usuario se asemeja. Para nada, nadie dice eso. Pero el e-mtb es un sector impresionante. Sólo cuando has probado una buena mountain bike eléctrica sabes que tienen un futuro impresionante”.

Disfrutas de otra manera cada ruta, puede subir por donde antes ni imaginabas y tus sueños se hacen realidad sencillamente porque aunque hayas cumplido cierta edad, la asistencia de motor y batería, te permiten continuar practicando tu actividad favorita.

Puedes llegar más alto y más lejos y bajar más rápido y más seguro… con más años o con un estado de forma no tan bueno. Lo importante es que cada uno tiene su estilo y las e-bikes amplían el abanico del ciclismo, sí ciclismo, dando aire fresco a muchas personas que, si no fuera por nuestro queridos, adorados engendros ya no lo disfrutaría.

El eMTB es un género del ciclismo que tiene personalidad propia y que nos va a dar muchas alegrías porque esto no ha hecho más que empezar.

Compartir:

2 comentarios

  1. BikeAnalytics 11 junio, 2020 at 08:09 Contestar

    ¡Por supuesto que son bicicletas y que llevarlas es practicar deporte! Un deporte un poco diferente, pero igualmente exigente. Me recuerda a otro debate de que llevar una moto no es hacer deporte o ejercicio físico. Pocas motos habrán llevado por montaña o circuito…

    • Miguel Jara 11 junio, 2020 at 18:00 Contestar

      Suele ocurrir además que por lo general el ser humano tiene cierto temor o desconfianza hacia lo nuevo, hasta que poco a poco la gente lo va probando y si es aceptado se va haciendo costumbre y esto ocurrirá sin duda con el sector e-bike.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Follow by Email
YouTube
YouTube
Instagram