Las e-bikes no son motos

0
0
Compartir:

Es una vieja polémica, tan antigua que nos acompaña a los e-bikers desde que nuestras bicis con motor nacieron. Muchas personas, unas por desconocimiento y otras a saber porqué aviesas elucubraciones, nos comparan con motoristas. Para estas gentes, nuestras BICIS «son» motos.

«Tienen que hacer e-bikes que cada vez se parezcan más a las bicis normales, no que las e-bikes cada vez se parezcan más a motos».

Eso es lo que nos dice un lector, joseporcel77, en nuestra cuenta de Instagram tras leer el post que publicamos ayer titulado Yamaha YPJ-YZ: hija del sol motero.

Una opinión similar ha surgido no mucho más tarde en el grupo de WhatsApp en el que estamos los creadores de este Magazine e-mtBike, Quique nos dice:

«Mi opinión es que no es bueno que las marcas de moto se metan en este terreno de las bicis eléctricas porque si ya nos comparan con motos pues con esto ya tienen más motivos para atacarnos. Esto al final les dará más motivos para ponernos restricciones y normas que no nos gustarán. Por lo tanto, yo nunca me compraré una Yamaha, Kawasaki, Ducati, Husqvarna, etc».

Continuaba nuestro compañero de fatigas electrificadas (sí fatigas, que aunque llevemos motor y batería también damos pedales que es lo que hace al ciclista, ¡si no no se mueve la bici y pesa 25 kilos!), reconociendo que a él le encantan las motos, en especial Yamaha, «mi Tmax no la cambio por nada, tengo moto desde los 16 años y tendré hasta que me muera», añadía.

Entre una e-bike y una moto aunque ambas estén preparadas incluso para la misma disciplina, como el enduro por ejemplo, hay muchas diferencias. El malditismo de las motos de campo ya ha pasado, entre otros motivos porque apenas se ven por el monte. Muchos moteros ahora pedalean y le han cogido el gusto a mover las piernas, moviendo además como se sabe su corazón.

Hay ciclistas pues que a su vez son motoristas y que opinan que lo suyo es «no alejarse mucho de la esencia de la bici». Existe, porqué no contarlo así, cierto miedo a que puedan expandirse restricciones y normas como las del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, parajes que muchos recorrimos en bici desde que éramos niños y que en buena medida nos han prohibido sin escucharnos:

Ayer éramos deportistas, hoy delincuentes.

Pensamos que la experiencia de los fabricantes de motos puede aportar mucho a las e-bikes, sobre todo a nivel tecnológico. Hoy a nadie sensato se le ocurriría desdeñar la oferta de suspensiones y amortiguadores como los de Fox que vienen del mundo de la moto. Y ¿de dónde creéis que vienen las horquillas Rock Shox? Del mismo ámbito y «familia».

También hay marcas de coches haciendo e-bikes: BMW, Kia, Peugeot, Audi, Lexus, Porsche, Skoda o Ford, entre otras lo hacen. No se nos escapa que las bicis eléctricas están «de moda» (concepto que yo particulamente aborrezco) y como tal muchas marcas ven este ámbito como una oportunidad de negocio. Seguro que el tiempo pondrá a cada uno en su sitio, muchos de esos «negocios» pasarán sin pena ni gloria pero algunas de sus aportaciones técnicas se quedarán.

Por otra parte, las marcas a las que les va bien económicamente fabrican cada vez más cosas propias de ámbitos que hasta hace poco les eran ajenos. ¿O un caminante no lleva ropa técnica de casas que se originaron en un campo diferente al senderismo? Incluso, usamos para vestir ropa que llaman «casual» y que en muchos casos no es otra cosa que vestimenta técnica procedente de un ámbito especializado. Todo se nutre de todo hoy.

Que una bici tenga motor no la convierte en una moto. Contémoslo una vez más (y tengamos paciencia porque quedarán otras muchas): SI NO PEDALEAMOS la e-bike NO FUNCIONA.

La actual legislación europea iguala desde el punto de vista jurídico nuestras pedelec (del inglés pedal electric cycle) o bicicletas de pedaleo asistido -también denominadas EPAC (Electronically Power Assisted Cycles)- a las convencionales. Son bicis pues NO MOTOS. Son bicis que llevan un motor que te ayuda en el pedaleo, sólo eso (que no es poco). El ciclista es ayudado mediante tracción eléctrica solamente cuando pedalea.

Como la acción de pedalear es necesaria y la ayuda está estructuralmente limitada (el motor puede tener como máximo una potencia de 250 watios y deja de actuar a los 25 km/h), tal tipo de bicicleta NO es considerado como vehículo de motor de acuerdo con la ley.

A quienes llegan a las e-bikes desde el mundo de las motos seguramente les guste que las segundas se parezcan a las primeras y quienes se consideran ciclistas natos, preferirán que las bicis eléctricas sean lo más parecidas posible a las bicis convencionales, normales, «musculares», «atmosféricas» o como quiera cada cual llamarlas. Son gustos, no hay que darle muchas vueltas.

En todo caso está claro que existen muchos prejuicios hacia el colectivo e-biker y que estos son como los pañales, con el tiempo si no los cambias huelen.

Compartir:

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Follow by Email
YouTube
YouTube
Instagram