¿Ruedas de 29″, de 27,5″+ o una combinación de ambas?

0
0
Compartir:

Lo comentábamos en el post que hemos realizado sobre la Canyon Spectral:ON que viene montada con rueda delante de 29″ y trasera de 27,5″, algo que es tendencia hoy y que viene del mundo de la moto. Pero ¿de qué va todo esto? ¿es puro marketing? ¿Existen motivos técnicos para ello, una justificación funcional de dicha elección? ¿Por qué las e-bikes están ofreciéndose con ambas ruedas de 29″? Vamos a tratar sobre ruedas, los pies y calcetines de nuestras e-bikes, por no escribir con mayor rigor, las suelas de las bicis.

Hasta hace sólo unos meses la mayor parte de las e-bikes de montaña llevaban ruedas de 27,5 pulgadas, 27,5+, plus, sobre todo para modalidades como el enduro. Las plus han sido durante los últimos años la fiebre, por su capacidad tractora y su paso por zonas complicadas, terreno roto mayormente. Estas ruedas llevan un eje más robusto, los conocidos Boost; un aro más ancho y la carcasa del neumático reforzada en sus flancos, entre otros detalles.

Con el tiempo también algunas marcas como Fantic y Canyon han introducido la combinación de rueda trasera de 27,5″+ y la delantera de 29″. Y durante este 2020 estamos viendo cómo la cosa va evolucionando a llevar las dos ruedas de 29 pulgadas, incluso en el ámbito endurero.

Cuando compré mi bici, una Specialized Turbo Levo venía con ruedas de 27,5″+ en tamaño 3.0 («fatty» la denominan los responsables del marketing del fabricante) que luego he cambiado por cubiertas de 2.8.

Quien introduce muy bien el tema es Juan Ochoa, pionero del mountain bike en España, dueño de la tienda Bicimanía y amigo de esta vuestra casa, Magazine e-mtBike. Lo hace en un post de gran interés publicado en la revista MTB Pro titulado Ruedas 29” ó 27,5” plus para tu e-bike ¿cuál es mejor?

Pues eso que vamos a preguntarnos ¿cuales son mejores? Y como en casi todo lo que rodea a la bici la respuesta es: depende de para qué y de tus necesidades y gustos. ¿Cuales son las ventajas de llevar una rueda 27,5″ plus? Por una parte como explica Juan, la seguridad pues

«al tener mayor ‘colchón’ de aire amortigua y literalmente filtra tanto irregularidades pequeñas como de tipo medio (raíces, piedras, etc) sin inmutarse. Aumenta significativamente nuestra percepción de control sobre todo para usuarios de nivel ‘medio’. También perdona errores de trazada que acabarían con nuestros huesos por el suelo con cualquier otra cubierta no plus».

También aumenta el confort pues ese mismo «excedente» de goma y aire actúa como la mejor suspensión neumática jamás fabricada para una e-bike, incrementando notablemente el nivel de confort.

«Incluso en e-bikes rígidas es increíble sentir la calidad de rodadura que nos transmite al circular», opina el especialista.

¿Cuales son las desventajas de dicho tamaño de rueda? Quizá que aumenta la imprecisión de las trazadas. Esto es algo que notarán los que más afinan en su modo de conducción, la rueda perdona casi todo pero peca de una menor precisión, es menos fina. Pero vaya que hay que ir muy al límite para percibir esas sensaciones y no todo el mundo lo notará.

Al tener una mayor anchura también observaremos que llevamos más «lastre» porque existe una mayor resistencia al rodar. Eso en una bici convencional no mola nada, menuda gracia notar como si alguien te estuviera agarrando por detrás la bicicleta ¿verdad? Pero… en una e-bike ¡ah, amigos! como llevamos un «acompañante» que también pedalea con nosotros nos repartimos entre ambos el esfuerzo superior que cuesta mover nuestra máquina. Ochoa estima que así perderemos tan solo un 5% de nuestra autonomía. ¿Merece la pena, no?

Un defecto que tienen las ruedas 27,5 plus es que no están bien reforzadas en sus flancos. Es algo que va superándose y las marcas de neumáticos van sacando al mercado carcasas más reforzadas pero lo cierto es que se nota que son más vulnerables a los llantazos. También es verdad que llevándolas a una buena presión (yo la trasera, que es la que más llantazos se lleva como es lógico, la suelo llevar a entre 1 y 1.1 bar y rara es la cuesta que se resiste; muy seco y empinado ha de estar el terreno para que resbale) es extraordinario que le demos un llantazo de los de estropear el aro.

Uy uy uy… Un poco más desinchada la rueda y provocamos el temido llantazo.

El precio, no se sabe bien porqué, puede duplicar casi el de las de 29″ -que alguien nos lo explique- y el peso como es evidente será superior. Hoy la gran mayoría de los aficionados a las e-bikes tienen un perfil más de 27,5″+ que de 29″ porque

«aporta un umbral muy alto en seguridad y facilidad de uso. Por tanto, no debería ser inherente a la edad sino a nuestro nivel técnico. Por otro lado, al ser la mejor suspensión (los dos primeros cm de recorrido corresponden al propio neumático deformándose) ‘escamotean’ algunos errores de diseño, por lo que, si nuestra e-bike no es de las mejores, con unas ruedas 27,5″ plus seguramente disfrutemos de un comportamiento más sano», Ochoa dixit, amén.

¿Y qué sucede con las cada vez más usadas ruedas de 29″ con un ancho de 2.6 pulgadas? Están siendo las más probadas por los que le dan al enduro duro para ir más rápido, si cabe (otros las ponen más estrechas por la misma razón, rodar rápido).

«Está claro que, 2.6″ es una cifra muy cercana a 2.8″ por tanto podemos afirmar que es casi una rueda plus -explica Juan-. Sus carcasas se han reforzado y por tanto su presión media oscila entre 1.3 y 1.6 bares de presión, lejos de los 1.8-2.5 bares de una ruedas 29″ normales. Pero este tamaño extra hace que sean a su vez las más grandes en diámetro y circunferencia».

La principal ventaja de las ruedas 29″ con ancho 2.6″ es su precisión en la trazada, podemos abordar las curvas a tope sin que sintamos nuestro neumático destalonar. Es necesario insistir en que hay que ir muy muy rápido y muy fuerte para llegar a sentirlo. ¿Para pros entonces? Quizá. También es más brusca, a ver, con ella llevas menos colchón. Por contra, ahorras batería, en torno al 5% de ahorro sobre una rueda 27,5″ plus.

Entre las particularidades escribamos negativas de esta elección de rueda está que si haces el cambio de 27,5″ plus en 2.8″ a 29″ y 2.6″ la bici se levanta del suelo, entre 1 y 1,2 cm y eso desequilibra algo el centro de gravedad de tu e-bike.

«Delante, son algo más lentas que una 27,5 pero, gracias a las nuevas tendencias en geometría y los nuevos trail (avance de la horquilla) que han pasado de los habituales 51 mm a 44mm/42mm han ido ganando agilidad y polivalencia de uso», concluye nuestro amigo.

Por último, ofertan una menor agilidad, no obstante llevas un diámetro de casi 75 cm en tu rueda y en una e-bike, una bici grande, pesada, así que pedir que consiga una notable agilidad y que reaccione rápido a lo que pedimos en cada momento será un reto para la industria de los neumáticos.

Compartir:

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Follow by Email
YouTube
YouTube
Instagram