Cómo afrontan las tiendas de bicis la crisis pos Covid-19

1674
0
Comparte:

Las e-bikes ya son el presente y el futuro y en las tiendas esperan que el sector les «salve» de la crisis

España es uno de los pocos estados donde los comercios de ciclismo se han visto obligados a cerrar sus puertas desde la declaración del «estado de alarma». En la mayoría de los países europeos permiten que las tiendas físicas de bicicletas continúen abiertas, al menos para efectuar reparaciones. La crisis sanitaria por el Covid-19 lo es también económica y lo que hemos querido hacer con este reportaje es recoger varios testimonios de propietarios de tiendas de bicicletas para saber cómo encaran esta situación.

Francisco Alonso de E-bike Guadarrama nos comenta que las tiendas pequeñas como su establecimiento tienen una gran ventaja, si no funciona el mercado en dos meses

«Cerramos la tienda, promocionamos la venta on line y el año que viene ya veremos. Otro tema son las programaciones de compra, aquí las fábricas, que van a llegar tarde por falta de material, tendrán que ser muy flexibles y pasar todas las obligaciones de compra para 2021 ya que los meses buenos de venta y beneficio son abril, mayo y junio».

Esta temporada de ventas esta prácticamente perdida pero para este profesional, «si las grandes tiendas son lo suficientemente inteligentes y tienen capacidad para no regalar su stock, hasta final de año igual se puede recuperar la inversión«. Y continúa:

«Si, como viene pasando otras temporadas, las rebajas del 20 o 30% por parte de las tiendas empiezan en agosto, los beneficios del año se van a esfumar, lo que hará que entorno al 30% de las tiendas cierre sus puertas«.

Hay otra cosa que puede salvar el mercado de las e-bikes y es que en España se empiece de una vez a apoyar la venta de bicis eléctricas urbanas y de treking, que se las vea como un medio de transporte individual mucho mejor que un transporte colectivo ya sea público o privado. Pero esto me imagino que sigue sin interesar porque no genera tantos impuestos como la automoción.

«Nosotros -concluye Alonso- empezaremos con una reducción de plantilla y de gastos de alquiler y fijos pero como te comenté al inicio de este post, si en dos meses damos perdidas nos replegamos para volver con más fuerza cuando la humanidad vuelva a ‘ser libre’«.

Juan Ochoa de Bicimanía, es inusualmente optimista en este asunto.  Como los demás profesionales, en el establecimiento madrileño han tenido que cerrar y eso conlleva un parón en la facturación de un día para otro:

«La parte buena es que volveremos al trabajo con la gente con ganas de salir al monte con la bici. La recuperación no sabemos cuándo se producirá pero el momento cuando arranquemos será bastante bueno, soy optimista».

La verdad es que da gusto dar con alguien optimista estos días con la que está cayendo, lo cual nos alegra y motiva. Continúa Juan explicando:

«Hay gente que está comprando en nuestra tienda estos días de confinamiento pero la verdad es que no tiene mucho sentido adquirir una bici para no usarla hasta dentro de un mes.

Es un problema moral además, pues mientras las tiendas estamos gestionando las ayudas económicas que nos van llegando asistimos a la irresponsabilidad de que se sigue generando movimiento, por ejemplo para vender stocks«.

En Bicimanía la plantilla ha tenido que acogerse a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). Sin embargo, Ochoa tiene claro que la situación es temporal y que asistiremos a una «primavera de euforia» cuando coincida dicha estación, con su característico buen tiempo y los ciclistas deseando salir tras dos meses de encierro.

Por otra parte, nos cuenta que marcas y distribuidores, por lo general, «están apoyándonos, se han suspendido pagos y se ha parado toda la rueda que gira en torno a la bici». Para este especialista en mountain bike, ese 30% de tiendas que seguramente cerrará, que antes se ha citado y que estos días se lee y escucha como dato aproximado,

«ya estarían tocadas económicamente antes porque partíamos de una facturación que no era ninguna pasada y la guerra de precios nos estaba haciendo mella a todos, pequeños, medianos y grandes».

La culpa de todo no la tiene el coronavirus, no obstante, «con las ayudas que van a llegar alguno se puede salvar por el coronavirus incluso, ya están habiendo ayudas».

Por último, le preguntamos a Juan Ochoa por las e-bikes, nuestras preciadas maquinitas:

«El ticket medio de venta, que le decimos nosotros, ha subido muchísimo con la comercialización de e-bikes. Otra cosa es la rentabilidad porque los descuentos son mayores cuanto mayor es el precio de la bici. Y quien más se están salvando con las e-bikes son las marcas incluso.

En Eurobike, la mayor feria del sector en Europa y si hay un stand sin e-bike es que no está en el sector».

Seguramente las e-bikes sean un bálsamo para la postcrisis del Covid-19, aunque esa es un arma de doble filo pues como cuestan más que las bicis convencionales y en las tiendas han de comprarlas por adelantado, si luego no las vendes…

Enrique Villanueva de Villanueva Bike nos indica que verse obligados a cerrar sus puertas ha sido un duro plan.

«Como para todos, pero siempre que se cierra una puerta, se abre una ventana o esa ha sido nuestra mentalidad. El día a día del taller es intenso y siempre hacía falta dejar otros proyectos aparcados. El confinamiento ha sido el momento perfecto para no bajar los brazos, sino respirar, tomar impulso y esperamos volver con la máxima energía«.

Por otro lado, está la situación intangible de cómo se saldrá de la situación, qué medidas de protección van a tomarse en los negocios, inseguridades, situaciones económicas de cada cual, etc.

«Teníamos pendiente -explica Villanueva- la modernización de nuestro taller, ahora mucho más adaptado a las bicicletas eléctricas y la nueva electrónica de las e-bikes. También, hacer cursos de especialización de producto, cursos técnicos para mecánicos de las grandes marcas de componentes y comenzar con nuestra digitalización».

Esos proyectos han encontrado un tiempo ideal ahora para su impulso. Y ¿qué puede contarnos Enrique sobre nuestras bicis eléctricas?

«Las e-bikes han sido y seguirán siendo el futuro, yo ya adelanté, que con los años, todas las bicicletas irán de alguna manera u otra asistidas. Serán bicis cada vez más ligeras y parecidas a las atmosféricas, con menos autonomía claro pero asistidas».

Las bicis eléctricas han sido un aliciente perfecto para que muchos antiguos ciclistas o nuevos aficionados, salgan a montar, más y mejor, esto tras el confinamiento seguirá significando más ciclistas en las montañas y carreteras, que antes de existir las e-bikes:

«Nosotros tenemos que estar a la altura, aportando tanto los componentes como accesorios que necesitan, además de la mano de obra cualificada para reparaciones o mejorarlas, por lo que creo que las e-bikes ayudarán a la recuperación del sector sin duda».

Por último, hemos hablado con Israel Corrochano, de la tienda Evolution Bikes, que nos comenta que la crisis del Covid-19, sin duda, les está afectando, claro.

«Cerrar la tienda física significa no tener apenas ingresos aunque estemos sacando cosas puntuales a través de la web, del teléfono y demás. Eso no nos vale para afrontar los gastos fijos. También creo que los que lo estarán notando más son las tiendas con mayor volumen y empleados. Nosotros somos una tienda pequeña y eso ‘puede llevarse mejor'».

Corrochano y compañía, ven el futuro con dudas, pero quieren pensar que la gente volverá a montar en bici con ganas en cuanto nos dejen salir de casa y que eso hará funcionar el taller.

«Con respecto a las bicicletas nuevas, hay distribuidores que ya están ayudando y otros que tendrán que hacerlo. Las programaciones se hacen en julio y lo tenemos ya casi encima. Si no hemos trabajado/vendido… Las marcas nos tienen que dar un poquito de ayuda«.

Y le preguntamos también por las bicis eléctricas. ¿Cómo funciona ese mercado hoy?:

«Las e-bikes cada vez se van moviendo más, no creo que sean lo más vendido pero sí que cada vez un número mayor de aficionados se anima a probarlas. Creemos que aun hay que seguir evolucionando estas bicicletas pues hay gente que dice que les dura poco la batería y que son bastante pesadas. Poco a poco las marcas van a ir limando esas cosillas».

Por si os habéis quedado con ganas de saber más, os dejamos este vídeo en el que el corredor de carretera Ibon Zugasti, con mucho desparpajo, entrevista a su superior en Orbea, todo un jefe internacional de ventas de una gran marca explicando los pormenores de esta crisis y qué cambios sufrir cuando la crisis sanitaria acabe:

Comparte:

Haz un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies