Cómo alargar la vida útil de tu batería

1363
0
Comparte:

Hace unos meses dejé la batería cargando tras una salida con la bici. Las circunstancias quisieron que pasara una semana y otra y algunas más sin que pudiese coger de nuevo la e-bike. Cuando por fin quise recuperar las buenas costumbres, la batería no funcionaba.

En teoría, estaba bien cargada y debería mostrar sus diez pilotitos verdes encendidos como prueba de ello pero lo que me indicaba era un posible fallo: Un piloto rojo encendido y parpadeante.

Esta historia no tiene mucho recorrido, la verdad, porque antes de llevarla a la tienda donde la compré para que me gestionasen su análisis y posible reparación, probé a ponerla a cargar por si es que se hubiese descargado u ocurrido algo raro.

Entonces, se cargó con lo que me pareció inusitada rapidez; los enanitos de la informática que habitan los aparatos electrónicos, se conjuraron y cuando probé a encenderla de nuevo pasado un tiempo, como por arte de magia, aparecieron los diez pilotos verdes refulgentes. Problema solucionado.

Pero me quedé pensando en cómo se ha de guardar una batería cuando no vamos a usarla en un tiempo (aunque en ocasiones no sabes si vas a estar bastante tiempo sin montar en la bici).

Las baterías tienen un voltaje nominal de 36 o 48 voltios (dependiendo del voltaje del sistema), su máxima carga es de 42v o 56v y cuando cortan la corriente, ya descargadas caen por debajo de los 28v (en el caso de las de 36v). Lo ideal es que estén por encima del voltaje nominal pero por estar ligeramente por debajo no les ocurre nada malo, van descargándose muy poco a poco. También nos advierten los especialistas: Dejarlas con el cargador puesto reduce su vida útil.

Hay personas que piensan que cuando la batería llega a cargarse a tope se desconecta sola y en ocasiones la dejamos cargando y nos olvidamos de ella, «abandonamos» al cargador y al enchufe haciendo su trabajo. El problema es que cuando el aparato llega a los 42 voltios corta la carga pero si continúa puesto el cargador, la batería se va descargado -muy lentamente, pero descargando- y va haciendo microcargas que no son buenas para mantenerla en condiciones.

En resumidas cuentas:

Lo ideal es desconectar el cargador de la batería cuando esté completada la carga.

Tened cuidado también con las temperaturas a las que dejemos nuestras baterías que también influyen en su rendimiento.

Una batería de e-bike no es barata y no dura toda la vida. Aunque depende de muchos factores, la duración se mide por ciclos de carga. En los modelos convencionales, la vida útil de la batería de una bici eléctrica ronda los 600 ciclos (aunque existen algunas marcas que pueden llegar hasta los 1.000 ciclos).

Cada uno de esos ciclos es cuando la batería se ha cargado completamente. Si tras hacer una ruta llegas a casa con el 50% de la batería cargada, te queda la mitad de un ciclo o escrito de otro modo, al cargarla de nuevo con el 50% que le falta habrás contabilizado medio ciclo.

600 ciclos son bastantes pero, insisto, la vida de una batería, con el tiempo de uso, termina. La capacidad de guardar energía de nuestras baterías se va reduciendo hasta un 70 o 80% por ciento con respecto a la batería nueva. Los datos no son exactos para todos y en todas las situaciones, varían por muchos factores. Cuando montas en e-bike bastante lo notas, sientes como la batería se gasta antes, no dura tanto.

Alargar la vida útil de la batería de tu e-bike es muy importante, necesitamos todos los ciclos posibles con la máxima capacidad. Algo clave que has de tener en cuenta y que los fabricantes de bicis aconsejan, es intentar NO agotar al completo la batería en nuestras salidas.

Las baterías actuales de litio suelen llevar un sistema que impide que queden al 0% los BMS o balanceadores (componente que controla las cargas y descargas de las baterías para protegerlas de posibles accidentes). No conviene forzar.

Lo que cuentan los fabricantes también es que si tienes claro que vas a estar sin usar la bici bastante tiempo la dejes cargada alrededor del 70-80%, nunca al 0% ni al 100%.

Y mejor no dejarla enchufada durante un tiempo prolongado. Ni ponerla a cargar cerca de fuente de calor o frío. Son elementos bastante delicados y lo ideal como comentamos en el reportaje del primer enlace, es que se guarden a una temperatura en torno a los 20 grados o algo menos, vamos que estén «como en casa».

Comparte:

Haz un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies