E-bikes con nombre de coche de lujo

Compartir:

Las e-bikes o bicis eléctricas de montaña están “de moda”. Por sus muchas prestaciones y porque los gobiernos de todo el mundo y el sector ciclista las están impulsando como modo de movilidad ejemplar en la era pos Covid. Un signo indiscutible de todo esto es que los fabricantes de motocicletas se han lanzado a vender e-bikes.

Y tras los de motos o a la par van las marcas de automóviles. Estas están apostando en los últimos años más por “electrificar” sus vehículos y por ofrecer a sus clientes algo más, prolongar la experiencia de conducción con las dos ruedas. Porsche, Audi, BMW y otras marcas “de lujo” han ido presentando sus creaciones ciclistas en los últimos años.

La Porsche eBike X+ que abre estas líneas es un buen ejemplo. La primera bicicleta eléctrica de la firma alemana recurre a un consagrado productor de e-bikes y su Rotwild RX+. La bici ofrece 250 W de potencia gracias a un motor Brose Drive S que se alimenta con una batería de 648 Wh. Pesa 22 kg y como buen producto Porsche no es muy asequible que se diga, 9.911 euros. No creáis que está muy “inflado” el precio pues el cambio es el tope de gama de Shimano, el XTR mientras que DT Swiss pone las suspensiones. Tan exclusiva referencia sólo se vende en los centros Porsche que disponen de 250 unidades.

Audi presentó un prototipo de e-bike futurista… en 2012, sí, hace ocho años pero como podéis juzgar por las fotos, como si se hubiese adelantado un siglo:

Alta tecnología en un cuadro de carbono visto que bastantes años después algunas marcas de bicis eléctricas ya consolidadas van “imitando”:

Luces LED incorporadas en el manillar y el asiento, un ordenador de abordo con pantalla táctil que se sincroniza con el teléfono, función de grabación de vídeo o un antirrobo controlado por el teléfono móvil que inmoviliza la bici. La batería es de 530W y su peso de 21 kg (sin el sistema eléctrico 11).

De su motor buscamos características ¡sin encontrarlas!

Esta bici costaba 10.000 euros y no llegó a producirse industrialmente.

Cuatro años después persentó un modelo más “mundano”, por lo que respecta a su diseño, la Audi Sport e-Tron.

¿Su precio? 15.000 euros.

Se parece mucho a una Haibike porque Audi colaboró con este fabricante de bicis eléctricas alemán para hacer la e-Tron, que pesa 18,2 kilos. Motor Bosch de 75 Nm de par máximo; batería es de 36 voltios y 500 Wh; computadora Bosch Nyon eBik, con GPS y pantalla de 4,3″; cambio Shimano XTR Di2, el electrónico, frenos Magura MT8 y sillín Selle Italia. Todo de lujo a un precio galáctico.

El fabricante de coches Lexus, marca premium de Toyota, también presentó su “concept bike” hace unos años en el Salón del Automóvil de Tokio y la llamó F Sport Roadbike:

Tiene un cuadro de carbono y como vemos en las especificaciones de cartel colgado en la pared mucho Sram de gama alta en la transmisión pero poca o ninguna información sobre motor y batería.

Los grandes fabricantes de bicis eléctricas se unen a las marcas de coches preferentemente de gama alta. Así, Specialized y BMW. Se trata de una edición exclusiva de la Turbo Levo FSR Comp pintada con azules y grises según los colores de la casa alemana de coches. Se hizo aprovechando el lanzamiento del BMW X3.

Aquí las especificaciones técnicas de la e-bike, esta sí con todos los datos ya que el modelo de la marca de la S rasgada es un “superventas”.

Otro concepto de bicicleta eléctrica, marca Ford, la vimos hace ya tiempo en el Salón del Automóvil de Frankfurt.

Motor de 350W, cuadro fabricado en aluminio y carbono y que no monta una cadena tradicional sino una correa de carbono. Batería de Ion-Litio insertada en el cuadro.

En el manillar se instala una pantalla que indica en cada momento información sobre el recorrido, velocidad, autonomía y sobre la gestión de la conducción eléctrica (modos Ahorro, Confort y Deportivo).

Como podéis apreciar, las bicis de las marcas de coches o son ejercicios de estilo (pocas veces utilizables) o son bicicletas de producción de marcas prestigiosas del sector e-bike, equipadas con pegatinas distintas y ciertos guiños de exclusividad.

Una que no responde a este criterio es la Peugeot Legend eLC01 con un diseño “vintage” y sobrio que promete ser la elegante de la ciudad. Muy similar a las bicis que llevábamos cuando éramos niños y que usábamos para todo, porta un motor en la rueda delante y una batería encima de la trasera, transmisión de ocho velocidades y una autonomía eléctrica de hasta 70 kilómetros.

El debate será si las marcas de bicis “a secas” son capaces de hacer grandes productos sin ayudas de otros sectores, por mucho que nos gusten los coches o las motos.

Lo cierto es que algunas marcas encargan sus diseños o usan una existente con un “lavado de cara”. La ley de la oferta y la demanda ha de funcionar de maravilla, si productos así venden, otras marcas querrán su trozo de pastel. Si no os lo creéis mirad, que no son sólo las marcas que hemos citado, hay otro buen montón de fabricantes de automóviles sacando bicis eléctricas al mercado.

Está claro que las e-bikes se han puesto de moda. Es el transporte personal del futuro y los fabricantes de coches están poco a poco apostando por esta tendencia.

Compartir:

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Follow by Email
YouTube
YouTube
Instagram