Piden el fin de la limitación de e-bikes

Compartir:

Como venimos contando muchas administraciones públicas y ciudades del mundo está impulsando la bici como medio de transporte pos Covid. Se reducen los límites de velocidad para los coches, se hacen carriles bici y se hacen ofertas económicas para quienes adquieran una bicicleta con tal de apostar por una movilidad sostenible y más sana desde el punto de vista de la salud pública.

La Federación Europea de Ciclismo (ECF) además de un aumento sustancial de las inversiones en infraestructuras, la ECF está intentando la creación de un fondo de acceso a la bicicleta eléctrica de la Unión Europea de 5.000 millones de euros. En nombre de un Acuerdo Verde europeo el sector del ciclismo trata de acelerar la adopción de la bicicleta eléctrica en los países en los que existen “barreras de mercado”.

Lo que se desea es sencillo, que el ciclismo sea más atractivo para la población, extender su uso; impulsar la industria europea de los pedales. En España, la Comunidad Valenciana, se ha convertido quizá en el ejemplo a seguir, como resumen bien los de Tradebike:

• Hasta 75€ para bicicletas de PVP hasta 500€.
• Máximo de 250€ para bicicletas eléctricas de PVP hasta 1.400€.
• Hasta 200€ para kits de electrificación de bicicletas de PVP hasta 600€.
• 150€ para bicicletas con elementos de carga para transporte infantil de PVP hasta 700€.

Las cosas se mueven en el ámbito de la bici y mucho. La asociación comercial que trabaja exclusivamente para impulsar los vehículos eléctricos ligeros en Europa, Leva-UE, quiere y así lo ha pedido a la de manera formal a la Comisión Europea que las normas relativas a la limitación de potencia y velocidad de las e-bikes cambien.

Considera esta organización que son tiempos en los que hay una demanda tremenda de bicis y otros vehículos eléctricos para moverse:

“Nuestra preocupación se centra en el Reglamento 168/2013, que establece la legislación técnica para vehículos de categoría L, en otras palabras, ciclomotores y motocicletas. A petición de la Comisión, el Consejo Europeo y el Parlamento decidieron en 2013 excluir solo las bicicletas eléctricas con asistencia de pedales hasta 25 km / h y 250 W de esta categoría L. Por lo tanto, todas las demás bicicletas eléctricas están incluidas en la legislación técnica”.

Esto mola mucho pero NO es una e-bike, legalmente es un ciclomotor. Foto: Bultaco Brinco.

Claro, con una bici eléctrica puedes usar los carriles bicis que están desarrollándose y tener ciertas ventajas como bici que es pero otras e-bikes que se consideran ciclomotores no y eso asusta a la gente que tiene miedo a transitar por las calles con coches y autobuses. En definitiva, lo que se pide es una manga más ancha para este sector que también lo componen empresas que utilizan vehículos eléctricos de hasta cuatro ruedas para reparto por ejemplo.

Veremos cómo influyen estas “luchas de poder” pues la industria de la bici en España, sobre todo Ambe, que engloba a los fabricantes de convencionales en todas sus modalidades y las eléctricas denominadas pedelec, las nuestras vaya, se ha postulado en contra de lo que denomina “trucar” las e-bikes, es decir, deslimitarlas, hacerlo ilegalmente). Además, está haciendo campaña en favor del uso de la bicicleta tras el confinamiento, en la llamada desescalada.

En algunos sectores tenemos mala imagen, no lo dudemos, porque hay gente desinformada y prejuiciosa que entiende que “vamos en moto” y todos estamos haciendo esfuerzos por “limpiar” esa imagen distorsionada de nuestra realidad.

 

Hemos hablado con Carlos Núñez de Ambe y nos hace una reflexión:

“¿Qué ocurriría si se elimina el límite de los 250W y 25km/h? pues es muy sencillo, todas las bicicletas eléctricas a partir de ese momento necesitarían los cinco requisitos que ahora tienen que cumplir las llamadas Speed Ebikes (<45km/h y 4.000W)”.

En palabras suyas, sería “tremendamente perjudicial para la categoría de EPACs (Electrically Power Asissted Cycle) limitada a 25km/h y 240W”. Haría que un mercado incipiente, de gran calado en países como Alemania donde se estima que ya hay 75 millones de EPACs circulando, desaparecería.

En España se han vendido en 2019 alrededor de casi 150.000 EPACs y como argumenta Núñez:

“Precisamente porque no requieren ni matrícula, ni seguro, ni permiso de conducir ciclomotor, ni casco”.

Así que ya lo sabéis, nuestras bicis son un tanto especiales y merece la pena que continúen siendo así. Vivimos una era de cambios y estos pueden ser favorables si nosotros concurrimos. Ánimo con ello a todos y todas los e-bikers.

Y una reflexión final. Es evidente que todo el sector relacionado de un modo u otro con la bici está pujando fuerte ante todas las administraciones para que los ciclos ocupen un lugar histórico que hasta ahora le había sido ocupado, no sabemos si “a la fuerza” por el automóvil, gran icono de la movilidad de masas en nuestra era. Curioso cuando menos que los fabricantes de coches, como os hemos contado en el reportaje titulado E-bikes con nombre de coche de lujo también se introduzcan en él.

Compartir:

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Follow by Email
YouTube
YouTube
Instagram