Bosch adelanta lo que veremos en las e-bikes

Compartir:

El fabricante de motores (y otros elementos) para bicicletas con asistencia al pedaleo (Pedelec) popularizadas como e-bikes, Bosch, cumple diez años con su área dedicada a nuestras bicis. Y lo celebra como suelen hacerlo los grandes fabricantes creando un modelo conceptual, algo así como una bici de exhibición o con la que pretende sacar pecho aunque luego estos prototipos no suelen comercializarse.

Lo llaman Bosch eBike Design Vision y lo que han realizado es un ejercicio de diseño centrado sobre todo en la integración de los diferentes elementos electrónicos que servirá de anuncio de lo que se avecina en próximas temporadas.

Para intentar llegar a todos los públicos lo que ha preparado Bosch es una bici polivalente, que vaya bien en la ciudad y sirva para recorrer senderos también. Esto de entrada plantea un problema. Dada la especificidad existente hoy entre las bicis, que se busca que estén especializadas en un terreno concreto: descenso, enduro, trail-all mountain, maratón, etc, es casi imposible que vaya bien, lo que se dice bien, en ambos espacios tan diferentes.

Manillar de carbono que integra el nuevo ordenador de a bordo Nyon justo en el centro de la potencia. Las dos palancas de freno forman una sola unidad visual con el manillar negro. Los cables del sistema de frenos están dentro de la misma estructura de modo que nada menoscabe el diseño y la forma.

Como es un modelo para la galería no podemos probarlo.

Como tal, no podremos saber bien cómo funciona, pero por su diseño se nos antoja una bici quizá demasiado agresiva para rodar por las calles de una gran urbe.

Y por detalles como sus cubiertas, muy lisas, se nos antoja enemistada con cualquier sendero arenoso y rocoso que no sea una pista forestal en buen estado.

Entendemos que no es la función de esta bici competir con una buena e-bike de ciudad ni con una buena e-bike de monte, que sólo es un ejercicio de diseño, como contamos, para mostrar in situ por dónde pueden ir los tiros del fabricante en el futuro y que como eso hay que plasmarlo en una bici pues aquí está el resultado, muy atractivo estéticamente, por lo menos para mí.

La casa alemana busca lo que denomina «una experiencia visual» y destaca la perfecta integración del motor Performance Line CX, una batería PowerTube 625, la computadora Nyon y el sistema eBike ABS de frenos como los de las motor y coches.

La batería está muy bien integrada en el tubo inferior como también lo está el amortiguador trasero que apenas se ve.

Como visual y mucho es que lleve un faro delantero de buenas proporciones y luces también LED colocadas en las vainas traseras.

Son muy bellas pero se antojan poco prácticas en cuanto pises senderos un poquito complicados con piedras, ramas o en los que puedas caer.

El motor Performance Line CX se integra muy bien también en el cuadro blanco de la bicicleta que es de carbono.

Y Bosch cita (aunque no se ven bien, las cosas de los prototipos) unos canales de enfriamiento laterales situados en el propio cuadro que producen «efecto de enfriamiento».

Esto se agradece mucho mientras escribo estas líneas a casi 40ºC a la sombra pero que nos quedamos con las ganas de ver y sobre todo de saber si funcionan.

Lo escrito, un brillante ejercicio de diseño del fabricante alemán de elementos para e-bikes.

Aporta además soluciones originales que cada vez se van viendo más, lo que refuerza la idea de que algunas cosas que vemos en esta bici son las que atenderemos como normales en el ámbito dentro de algunos años.

Compartir:

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Follow by Email
YouTube
YouTube
Instagram