La bici en España: ¿Sólo carbono, Lycra y deporte?

Compartir:

El de la bici es un sector fuera de la crisis en el que están operando grandes cambios que nos afectan a todos.

El ámbito de las e-bikes tiene hoy personalidad propia, no depende de nada más que de sí mismo. No son el futuro tampoco, como a veces leemos o escuchamos, son el presente y el grueso de la facturación de muchas marcas. Con ellas el sector se ha reinventado y el público también, acercándose más a él y a una visión del ciclismo más amable y más fácil en todos los sentidos. Las bicis eléctricas son al ciclismo lo que Decathlon fue al deporte de masas hace 20 años.

El medioambiente del ciclismo en España tiene sus peculiaridades. Y con la crisis de la Covid-19 no es que haya variado es que está viviendo cambios importantes. Como nos cuentan expertos de la industria de la bicicleta, desde el 10 de marzo al 31 de marzo, el sector al igual que otros muchos se ha desplomado. Solamente en abril y en algunos casos, ha conseguido remontar. Ahora, ya en mayo, podemos decir que vuelve a estar a tope con la suma de la facturación de taller y ventas.

El canal on line ha mantenido o ha permitido incluso aumentar las venta a ciertas tiendas y actores del ámbito:

«Es correcto -nos cuenta un especialista-, yo no diría aumentar pero en algunos casos sí mantener con muy buena nota los números de 2019».

Los que lo han conseguido son las empresas que han visto en la venta a través de internet, no el futuro, sino el presente más actual. No queremos escribir con esto que ponerse a hacer una web a mediados de marzo sea salvador, sino que ahora les va bien a quienes han mantenido una estructura que ha dado confianza a la gente que quiere buscar y comprar en la red de redes.

En el mundo de la bici conviven dos tipos de mercados: Las tiendas físicas y las tiendas virtuales. Muchas empresas tienen su estructura basada en lo físico. Por ejemplo: Specialized, Trek, Giant u Orbea. Otras la tienen en lo virtual, como Canyon o YT Industries.

Los dos modelos dan dinero, cada uno con sus pros y con sus contras. Lo que ha sucedido en esta situación impuesta por el coronavirus es que los pros de las tiendas físicas han quedado reducidos a cenizas en marzo y abril, con lo que empresas como Canyon han mantenido su canal de ventas mientras que otros simplemente han hecho un ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) y han bajado la persiana. Se han sentado a esperar que escampe, como es el caso de Giant.

Conclusión: Todas las empresas del sector discuten ahora mismo la manera en la que esto no les pase más veces y a la vez sobre cómo mantener una red de tiendas. Cada empresa tiene una solución y no siempre va a ser fácil ponerla en marcha debido a la cantidad de intereses que afectan al plan.

Alguna marcas como Cannondale, BH, Orbea, no han perdido el tiempo y han diseñado un plan comercial estos días que permite al público, a sus fans y clientes, recibir bicis. Está por ver cómo afectará esto a las tiendas y si está bien gestionado.

Visto desde fuera será interesante comprobar, por tener en cuenta a todas las caras de la moneda, qué dice un dueño de una tienda que ha tenido que hacer su programación anual de ventas de bicis de una marca concreta, arriesgar su dinero adelantando la compra de esas bicis y ver ahora que la marca vende a su vecino.

Está trazándose un camino y es pronto para decir quién va a seguir en él. En una medida que es muy difícil medir, lo que ha sucedido estos días ha dado a internet (y a las empresas de distribución) una importancia más allá de lo imaginable.

«Exageradamente más que antes de esta crisis», remachan nuestras fuentes.

¿Es el del ciclismo un ámbito que puede recuperarse mejor que otros? Los especialistas van más allá. El de la bici es un sector fuera de la crisis. El uso de bicicletas era muy grande antes y lo va a ser más ahora. No hay duda de su salud, otra cosa es que los actores de este sector sepan colocarse donde el mercado les está poniendo.

El uso de la bicicleta se incrementará pero estamos en España y nuestro país nunca será Holanda, en la que tanto se cuida la ciclista. El uso de la bici depende en su medida más importante de la infraestructura y el incentivo que tengamos para usarla. No depende sólo de las ganas que tenemos los ciclistas de salir a la carretera o en nuestro caso al monte. Mientras eso no cambie, España será carbono, Lycra y deporte.

Es decir, hacen falta políticas de las diferentes administraciones, central, autonómica y municipal para impulsar el uso de la bicicleta, pasar de las palabras a los hechos.

Compartir:

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Follow by Email
YouTube
YouTube
Instagram